Adan Chalino Sanchez: Un mito que nacio de la muerte


Adan Chalino Sanchez: Un mito que nacio de la muerte
Por Laura del Campillo y Graziana Palazzo, Univision Online

Adan Chalino Sanchez Seis meses de su muerte, el cuarto donde dormía Adan Sanchez sigue intacto. En una mesa junto a la cama, reposan fotos en blanco y negro de su famoso padre, Chalino. Cerca de allí, hay otras fotos de sus amigos y los relucientes cochecitos en miniatura que coleccionaba para alimentar su obsesión por las ruedas. Cada rincón de esta casa de cuatro cuartos y pintada de rosa y blanco, situada en un barrio tranquilo de Paramount, mantiene vivo en Maricela Sánchez el recuerdo de su hijo.

Cada día ve los trofeos, los álbumes de oro y las fotos de su apuesto hijo, fallecido a causa de los daños sufridos en el cráneo, el pasado 27 de marzo, en un accidente automovilístico, mientras se dirigía a Sinaloa, México. Adán no era una de las estrellas más famosas, pero este joven cantante ya había construido una ferviente pasión por él que iba en aumento, “particularmente entre los mexicoamericanos del Sur de California”, y parecía estar en racha.

Una semana antes de su muerte, a pocos días de cumplir los 20 años, se convirtió en el artista más joven, y el primer artista de banda en actuar en el Teatro Kodak de Hollywood. Esa noche, antes de enfrentarse a los más de 3,500 seguidores, su madre le miró a los ojos, sus ojos marrones, y le bendijo. “Siempre lo hacíamos”, dice Maricela, de 45 años de edad. “Para él era muy importante que le diera mi bendición antes de salir al escenario. Y yo siempre lo hacía, aunque fuera en las distancia”.

Maricela estaba en su casa de Paramount cuando supo que su hijo había sufrido un accidente de coche fatal. Doce años antes, había perdido a su esposo, el popular cantante de corridos, Chalino Sánchez, tras ser secuestrado y asesinado después de un concierto.

Durante días, en la radio y la televisión de habla hispana sólo se habló de la muerte de Adan. Se esperaba que, con ocasión de su funeral, llegaran cientos de personas, pero la noticia arrastró a más de 10,000 admiradores que inundaron las calles y detuvieron el tráfico. Cuando cerraron las puertas de la iglesia antes de lo previsto debido a la inesperada multitud, una tormenta de histéricas seguidoras arrasó con el lugar, con la esperanza de poder ver a su ídolo, a pesar de que su cuerpo ya había sido sacado de allí. “Mucha gente recuerda ese día como algo casi trágico,” comenta Maricela. “Pero yo creo que fue precioso ver a tanta gente llegar a darle su último adiós”.

De repente, Adan se había convertido en un mito a un nivel parecido al de la cantante tejana Selena o el ídolo del rock ‘n roll Richie Valens, quienes también perdieron la vida a una corta edad. Sus CD’s empezaron a venderse a toda velocidad, los negociantes piratas salían de debajo de las piedra y los usuarios de Internet empezaron a dedicar páginas a su héroe musical.

La cantante Graciela Beltrán, quien hacía años que conocía a Adan, afirma que la clave de su popularidad y de que su muerte conmoviera a tanta gente es su carácter amigable y sencillo. “Dedicaba tiempo a sus seguidores,” dice. “Ellos lo eran todo para él. Firmaba autógrafos y charlaba con ellos hasta el final. Ese era él y siempre será recordado por su gracia y humildad".

UNA FAMILIA HACE FRENTE A UNA PÉRDIDA

Univisión Records no pensaba poner a la venta más música del joven cantante, pero su madre instó a la firma a preparar un disco en homenaje a Adán, de manera que el nombre de su hijo siguiera vivo y ella pudiera mantenerse ocupada, y no quedarse en casa pensando en la pérdida que acababa de sufrir. Lupe de la Cruz, ejecutiva de Univisión, expresó a Maricela el interés de esta compañía en seguir trabajando con la familia y le ofreció su apoyo. El resultado fue “Mis Verdaderos Amigos”, una recopilación de canciones, dos de ellas a cargo de Adan, y el resto cantadas por sus amigos.

Hace unos meses, una avalancha de mercancía con el nombre de Adán Sánchez invadió el mercado; artículos como CD’s, álbumes de fotos y hasta una línea de ropa. Incluso un concesionario de coches del Valle de San Fernando piensa inaugurar una edición especial de 20 Lincoln Navigator en homenaje al cantante, para después donar las ganancias obtenidas.

Las personas cercanas a la familia Sánchez entienden que Maricela quiera mantener vivo el recuerdo de su hijo participando en nuevos proyectos que lleven el nombre de este. “La familia tiene derecho a hacer lo que quiera,” dice Ricardo “El Gavilán” Cerda, un cantante amigo de Adán, que ha escrito un tema en homenaje a él. “Va a haber otras personas que quieran lucrar a costa de la música de Adán, pero sus familiares deberían poder, y pueden, hacer lo que les plazca".

La manager de Adán, Lorena Rodríguez, de Santa Ana, está segura de que su música seguirá adelante. Junto a la familia de Adán, piensa continuar trabajando en su legado, a la vez que ayuda a otros cantantes a abrirse paso en el mundo de la música, sobre todo a los amigos de Adán.

“El fue como un hijo para mi,” explica Rodríguez, con quien Adán trabajó desde que contaba con tan solo 10 años de edad.

Durante los últimos meses, la familia ha estado intentando reunir a un grupo de personas con el fin de realizar una película sobre la vida de Adán. Su madre espera que la historia de su hijo, un adolescente que luchó por alcanzar sus sueños, pueda ayudar a la gente joven. A Maricela se le ponen los ojos como platos cuando le preguntan quién le gustaría que representara el papel de su hijo en la gran pantalla. Tiene una lista de candidatos, pero dice que el ideal sería el actor mexicano Gael García Bernal, que está a punto de lanzar una película dirigida por el director de cine español, ganador de un Oscar, Pedro Almodóvar.

“Hay algo en Gael que me recuerda a Adán,” comenta Sánchez. “Hace los mismos gestos. Eso me encanta. Y me gustaría que (la actriz y cantante) Rosalyn Sánchez interpretara mi personaje". Hace unos días, Maricela y su hija Sintia regresaron de un viaje por todo el país en el que han estado promocionando el nuevo disco, presentándose en programas televisivos como “Don Francisco Presenta". En un evento promocional que tuvo lugar hace poco, todas las personas involucradas en la producción del nuevo álbum se dieron cita en las oficinas centrales de Univisión. En realidad, se trató de una ocasión más para celebrar y recordar a Adán que para presentar su nuevo disco. “Estoy entusiasmada con este proyecto,” dice Sintia, de 16 años. “Ver hecho realidad uno de los proyectos de mi hermano me ha servido de terapia.” Al regresar a su casa de Paramount, Maricela mira una foto de su hijo y su esposo que reposa en la sala. Intenta mantenerse fuerte y optimista, pero sus ojos se llenan de lágrimas.

“Aún no puedo afrontar su muerte,” dice. “Sabemos que murió, eso es una realidad. Lloramos, pero también intentamos seguir adelante. Eso es lo que Adán hubiera querido.”